Saltar al contenido
Los Mejores Cuidados

Cuidados De La Lavanda

lavanda-cuidados

La lavandula (nombre científico) es un tipo de arbusto silvestre en el que podemos encontrar mas de 60 tipos diferentes de especies. Pertenece a la familia de las lamiáceas y según la región y especie donde se localice, se le puede llamar también espliego, cantueso y alhucema.

La lavanda es una planta aromática que podemos cuidar en casa, sea en maceta o en un jardín de forma bastante simple. Gracias a su fragancia única y los bellos colores en tonalidades moradas de sobra conocidas, son una planta que nos ofrece la posibilidad de darle una infinidad de usos. De entre ellos destacan los usos medicinales de la lavanda y su uso para crear diferentes fragancias por el sector de los cosméticos.

Una de las cualidades de la lavanda es que tiene hojas perennes, las cuales no suelen caer ni renovarse, siendo capaz de crecer hasta un metro y medio y con un fuerte tallo leño.

Pasos a seguir para cultivar la lavanda

Entre los cuidados de la lavanda, destaca la facilidad de cuidado de la planta, por lo que no sera necesario un gasto económico y de recursos alto. Es una planta resistente y con diferentes propiedades que seguro gustaran en general a los miembros de la casa. Alguno pasos sencillos para su cuidado y cultivo son los siguientes:

¿Donde plantarla?

La lavanda puede plantarse tanto en maceta como en el jardín, tomando en consideración que la maceta sea mayor a un diámetro de 35 cm y en el jardín no se mezcle demasiado con otras plantas. Existen eso si, algunas pautas a seguir:

  • Iluminación: Debe estar expuesta al sol unas 6 horas, reduciendo estas en épocas calurosas. Deberemos de tener si esta en el jardín, la planta algo alejada de las demás para un optimo desarrollo, sobretodo de la sombra de los arboles.
  • Suelo: Poroso y arenoso que permita el filtrado de agua y nutrientes, permitiendo la perdida de la humedad y agua innecesaria. Es ideal una mezcla de tierra con turba.
  • Aire: Debe estar en lugares donde pueda tener buena ventilación y que este en contacto con el clima. Se puede tener en balcones si se planta en macetas.

¿Como regar la planta?

Aunque la lavanda es de carácter rustico y soporta bien la falta o ausencia de agua en épocas veraniegas gracias a su naturaleza, no esta de mas cuidar un poco el modo de riego de esta planta. Es eso si, necesario controlar las pautas de riego en épocas de crecimiento de la planta para un optimo desarrollo.

En verano hay que regarla al menos una vez por semana, asegurando que el suelo tiene poca humedad, de lo contrario podemos esperar. Otro punto a tomar en cuenta es si el sustrato esta seco, por lo que sino deberemos también esperar un poco mas.

En invierno podemos regar una vez cada 15-21 días y siempre al medio día, evitando posibles escarchas y enfriamientos de cara a la planta. Es aconsejable medir la humedad del suelo ya que podría ser innecesario el riego incluso mas días.

Hay que tener en cuenta a la hora de regar la lavanda el evitar mojar las hojas y flores ya que podría provocar el desarrollo de hongos que destruirían poco a poco nuestra preciosa planta.

Sustrato necesario

La lavanda necesita un sustrato alcalino con un PH elevado y que es totalmente necesario para su desarrollo y crecimiento optimo. Es importante conocer si el suelo en donde pensamos plantar la lavanda, pues hay que tener cuidado si tiene la acidez elevada y por lo que sera necesario un sustrato especifico o incluso cal.

También es importante como comentamos anteriormente, que el suelo disponga de un optimo drenaje. La lavanda no soporta bien los encharcamientos y también es propensa a que las raíces puedan congelarse en épocas de frió por un exceso de agua.

Poda

Las ramas de la lavanda deben podarse antes y después de la floración, por lo que la poda es casi obligatoria en el cuidado de este arbusto. Esto suele ser sobre las épocas de primavera y otoño. Es ideal porque la poda también estimula el crecimiento de nuevas ramas y flores que al año siguiente alegraran nuestra casa o jardín.

También deberemos tener en cuenta si las lavandas a podar están dispuestas en forma de cierre o bordura, en cuyo caso a parte de podarlas en altura tendremos hacerlo en contorno para darles la forma estética que queremos.

Abonos

La lavanda no necesita ningún tipo de abono debido a que no es necesario un suelo de alta calidad. Solo se recomienda un tipo de disolución de fertilizante muy suave en caso de que el suelo donde vaya a plantarse como puede ser una maceta, sea muy pobre y ademas la lavanda este en época de floración.

Hay que tener en cuenta que un exceso innecesario de fertilizante puede provocar que la lavanda pierda su aroma durante la floración.