Saltar al contenido
Los Mejores Cuidados

Cuidados Del Cordón Umbilical

El cordón umbilical es el conducto que une el feto a la madre durante el embarazo y por donde pasa la sangre y los nutrientes. Este cordón va desde el ombligo del bebe hasta la placenta, conteniendo vasos sanguíneos por donde se intercambian sustancias vitales como el oxigeno y las sustancias almacenadas en el alimento.

Desde el nacimiento, se puede observar que el cordón umbilical posee una estructura diferente a la piel del recién nacido, la cual con los siguientes cuidados caerá en el momento de cicatrización de lo que posteriormente sera el ombligo.

Cuidados necesarios del cordón umbilical

cordón-umbilical-infeccion

Los cuidados del cordón umbilical son realmente importantes desde que este se corta y pinza después de nacer el bebe, pues entre en contacto con las distintas bacterias que existen en el exterior. Como norma general, el cordón se corta con unas tijeras especiales con hojas estériles y una pinza hipoalergenica para evitar posibles alergias. Generalmente, el corte es realizado por los profesionales sanitarios, aunque en ocasiones pueden ser los padres bajo supervisión de estos.

La higiene del cordón umbilical

Suelen usarse soluciones antisépticas y antibióticos tópicos aptos para la piel del bebe, siendo la principal las soluciones antisépticas debido a que en países desarrollados las medidas de higiene son elevadas. Los antisépticos están compuestos por clorhexidina y alcohol principalmente y los antibióticos por bacitracina y mupirocina. En cada caso pueden contener diferentes niveles de estos a parte de otros compuestos no detallados.

Los cuidados de atención neonatal en Europa recomiendan principalmente el uso de un jabón especifico y agua para el cuidado de la herida, siendo después de la ducha del bebe el momento para una leve cura con una solución antiséptica (si fuese precisa) y un secado con cuidado en la zona.

No es en ocasiones necesario el uso de estas soluciones si los cuidados son idóneos, pues en ocasiones retrasan la caída del cordón umbilical y podrían incluso provocar una infección si son usados de forma incorrecta.

Otras medidas de higiene indicadas para el cuidado del cordón umbilical son:

  • Lavarse las manos antes de tocar la herida al bebe.
  • Usar pañales específicos para evitar rozamientos.
  • Cambio frecuente del pañal para evitar un exceso de bacterias.
  • Posibilidad de usar una gasa a modo de protección (cambiar junto al pañal).
  • El agua para lavar debe ser tibia y el jabón de ph neutro.

Evitar signos de infección

Durante la cicatrización del cordón umbilical, podrían aparecer diversos signos de algún problema en la cicatrización, siendo necesario visitar al pediatra. Algunos de ellos son:

  • Aparición de una secreción amarilla con un olor desagradable.
  • Inflamación o enrojecimiento en la zona del ombligo.
  • Sangrado leve en la zona mientras aun se conserva el cordón umbilical. Este es distinto a la posibilidad de sangrado de la caída del mismo, el cual suele ser normal, de todas formas se recomienda la consulta.
  • Retraso en la caída del cordón y pinza, debiendo no ser superior a las dos semanas de vida del bebe.